Luego de que el presidente estadounidense, Donald Trump, afirmara que una intervención militar es una «opción» para resolver la situación actual de Venezuela, el presidente de ese país, Nicolás Maduro, le ha hecho una advertencia.

«Estás cometiendo errores que te van a manchar de sangre las manos, y vas a salir de la presidencia manchado en sangre», aseveró el mandatario en entrevista con Jordi Évole, de la cadena española La Sexta.

Estas declaraciones se producen en el contexto tanto del actual apoyo estadounidense al jefe de la Asamblea Nacional (AN) en desacato y autoproclamado «presidente encargado» del país, Juan Guaidó, como al intento de asesinato a Maduro ocurrido en agosto pasado. Ese atentado fallido, según el presidente, «se autorizó en la Casa Blanca».

«¡No se equivoquen!»

El ministro de Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, ha articulado la forma en que Caracas interpreta la declaración del inquilino de la Casa Blanca.

«Trump confirma que está al frente del golpe de Estado, vuelve a amenazar con el uso de fuerza militar, violando la Carta de Naciones Unidas», aseveró el canciller en Twitter y realizó una advertencia para los que piensan que las intenciones opositoras beneficiarán a Venezuela.

«¡No se equivoquen!», exclamó Arreaza recordando que la oposición se encuentra bajo el control del mandatario estadounidense, mientras que el pueblo venezolano ha sido «forjado» por grandes próceres de la independencia regional.