Casi una docena de estados se prepararon para un vórtice polar y se espera que las temperaturas caigan a -40 grados centígrados

El medio oeste de Estados Unidos salió este lunes de una tormenta que cerró escuelas y negocios, mientras millones se preparaban para peligrosas temperaturas bajo cero que podrían alcanzar nuevos récords.

Los distritos escolares de Minnesota y Wisconsin cancelaron las clases mientras las oficinas gubernamentales, las universidades y los negocios cerraron, y se espera que las temperaturas caigan a-40 grados centígrados.

“Para el martes y miércoles se esperan temperaturas peligrosamente frías y potencialmente récord”, dijo el Servicio Meteorológico Nacional (NWS).

En Wisconsin, donde un se midió hasta casi 30 centímetros de nieve en un lugar, el gobernador Tony Evers declaró el estado de emergencia, liberando a la Guardia Nacional de Wisconsin para trabajos de emergencia, de ser necesario.

En Dakota del Norte y del Sur, las ráfagas de viento máximas se midieron a 96-113 kilómetro por hora.

Más de mil vuelos fueron cancelados en dos aeropuertos de Chicago, la tercera ciudad más grande de Estados Unidos, en las cercanías de Illinois.

Foto de AP

Casi una docena de estados se prepararon para una explosión de aire ártico conocida como vórtice polar, que se esperaba que bajara las temperaturas muy por debajo de lo normal y muy por debajo de cero.

Aproximadamente 110 millones de personas en EE.UU. se enfrentan al congelamiento más mortal en al menos dos décadas.

Con información de AFP